Cómo Solicitar una Tarjeta de Débito

Para solicitar una tarjeta de débito, el usuario debe dirigirse a la sucursal bancaria en la que tenga activa la cuenta corriente, preferiblemente. Hoy en día, la totalidad de las entidades financieras ofrecen este servicio, por lo que no habrá problemas para activarlo. Por lo general, esta tarjeta se emite de forma gratuita, aunque su uso puede llevar ligada una tarifa anual que se suele situar entre los seis y los doce euros.

como solicitar una tarjeta de débitoLos usuarios pueden solicitar esta tarjeta aproximadamente desde los 14 años, aunque esta edad puede variar según la entidad bancaria. Normalmente, las personas menores de 26 años están exentas de pagar la tarifa anual, a menos que opten por incluir en su tarjeta el símbolo europeo, que permite a los menores de esa edad acceder a descuentos en diferentes servicios culturales y de transporte dentro de la Unión Europea. En ese caso, pagarán una tarifa anual que habitualmente es de tres euros.

En el caso de que una persona no tenga una cuenta corriente en un banco, deberá solicitar la apertura de una para poder beneficiarse de una tarjeta de débito de esa entidad. Es un proceso sencillo que en condiciones normales se completa en unos minutos, pero que exige que aporte determinada documentación. Por lo general, los bancos y cajas de ahorros solicitan lo siguiente:

• Documento Nacional de Identidad o pasaporte. Es indispensable para identificar a su futuro cliente y asociar su futura cuenta a su persona.

• Fotografía reciente. En ocasiones, los bancos solicitan este documento para que figure en su propia red de datos de clientes.

• Huella dactilar. Se realiza mediante un aparato digital en un instante; y el resultado pasa a formar parte de la base de datos personal del banco.

• Comprobante del domicilio: Desde un certificado de empadronamiento (se puede obtener de forma vía internet en muchas ciudades) hasta el último recibo de la luz o del gas.

• Dinero efectivo. Algunas cuentas bancarias obligan a depositar en el banco una cantidad mínima en el momento de su creación. Obviamente, este requisito es indispensable para poder extraer a posteriori dinero con una tarjeta de débito.

Una vez el cliente proporcione al banco todo esto, estará en condiciones de disponer de una cuenta corriente para sus operaciones. Y, por supuesto, de poder solicitar una tarjeta de débito. Este proceso muchas veces no es instantáneo, pues es posible que la entidad bancaria se tome unos días para verificar los datos personales o fiscales de las personas solicitantes de sus servicios. Todo por su seguridad y por la tuya propia.

comments powered by Disqus